Vestir bien estando embarazada, con y sin ropa premamá

0
38

El embarazo es una época de muchos cambios para la mujer, tanto físicos como, emocionales, económicos o en el estilo de vida. El vestuario de una embarazada suele ser objeto de estos cambios, adaptando la ropa que se usa a la nueva situación.

Sin embargo, lejos de lo que generalmente se piensa, aunque la ropa premamá está especialmente pensada para esta etapa y resulta muy útil, no es imprescindible usarla ya que es posible adaptar el armario de la mamá para seguir utilizando la misma ropa en esta etapa.

Hoy vamos a hablar de ropa “habitual” que se puede usar sin problema estando embarazada y que ayudará a reducir los gastos al mismo tiempo que la mamá se siente cómoda con su ropa de siempre.

La comodidad es el principal punto a tener en cuenta

La primera recomendación no puede ser otra más que buscar esa ropa elástica que se acomoda a cualquier momento. Hablamos de prendas como, por ejemplo, los leggins, un básico en cualquier armario que pueden seguir utilizándose sin ningún problema y sin tener que adaptarlos de ninguna manera estando embarazada.

Igual sucede con prendas anchas como blusas, camisetas o sudaderas, que, además de encajar como un guante en muchos de los periodos de embarazo, es ropa muy cómoda y fácil de colocarse, aun estando embarazada.

En el caso de otras prendas como los vaqueros, resulta algo más difícil poder utilizarlos según va aumentando la barriga, pero también es posible con un pequeño truco. Puedes usar una goma del pelo para ajustar el abrochado cuando el botón empiece a no encajar correctamente en el ojal, pasando la goma por el interior del ojal y abrochando los extremos de la goma al botón.

Incluso cuando este truco ya no funciona porque la barriga ha crecido demasiado, existe un complemento que se puede encontrar en cualquier tienda tipo Amazon y que es una especia de faja elástica que se coloca encima de la cintura del vaquero y que permite usarlo desabrochado sin que se note ni se caiga.

Las faldas elásticas otra buena opción

La falta es una gran amiga de la embarazada porque facilita muchas tareas según el embarazo va avanzando, como por ejemplo el ir al baño o incluso caminar cómodamente.

Pero no es necesario gastar mucho dinero en las típicas faldas premamá que sujetan la tripa por la cintura mediante una zona elástica mientras que por la parte baja el tejido son más rígidas. Es posible utilizar una falda completamente elástica que se adapte a la figura y que posibilite su uso desde el primer hasta el último día de embarazo.

Vestidos ligeros y amplios

Otra prenda que es posible vestir tanto estando embarazada como sin estarlo son los vestidos con cortes rectos y vuelo en la zona inferior. Además, si son de un tejido ligero mucho mejor, aunque este no sea demasiado elástico.

Pueden ser lisos o estampados, y combinados con distintos accesorios sirven para adaptarlos a situaciones más formales o informales, según la necesidad de cada momento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here