Cómo mantener una amistad a larga distancia

0
191

Cómo mantener una amistad a larga distancia no conlleva a una respuesta fácil, es esfuerzo e interés. Pero nosotros te decimos como hacerlo posible.

Hace cinco años me mudé a una nueva ciudad. Yo estaba recién graduado de la universidad, un lugar donde había salido de mi cascara y donde había forjado algunas de las relaciones más significativas de mi vida adulta. No estoy hablando de mi novio; estoy hablando de los amigos que hice.

La mudanza fue un cambio sísmico. De repente, las mujeres que habían sido la base de mi nueva edad adulta estaban a kilómetros de distancia. El chat grupal fue la nueva noche de cócteles.

La distancia parece ser el final de muchas relaciones románticas. Por lo tanto, se le podría perdonar por pensar que las amistades les irían igual, caer en el camino con cada plan cancelado o la incapacidad de coordinar un fin de semana libre. Por suerte para mi este nunca fue el caso.

Cómo mantener una amistad a larga distancia

Pero al igual que el amor a larga distancia, la amistad a larga distancia requiere un poco de esfuerzo. Esto es lo que debes tener en cuenta si tus amigos están lejos:


No caigas en la trampa de Instagram

El auge de las redes sociales significa que nuestros amigos nunca se sienten tan lejos. Puedes pasar meses sin hablar y aún saber dónde salió anoche tu amiga a cenar. Este sentido de conexión puede sentirse como un salvavidas en los momentos más solitarios, pero al final no logra acercarte a una relación significativa.

Nunca permitas que un «me gusta» en Instagram reemplace el descolgar el teléfono para llamar a un amigo. Recuerda que una serie de emojis publicados debajo de una imagen de Facebook no es lo mismo que un mensaje real, y ver la historia de alguien no es una visión íntima de su vida. Depender excesivamente de las redes sociales solo te hará sentir aislado.


Sé inteligente con tu horario

Viajar para ver a tu escuadrón puede llevar mucho tiempo y ser costoso. Para contrarrestar esto, es útil ser inteligente con tu horario, especialmente si tienes varios amigos en la misma ciudad.

En lugar de organizar visitas individuales, ve si puedes abrir la invitación y hospedar a todo tu grupo para una gran reunión de fin de semana. Haz un seguimiento de una gran noche con un almuerzo con otro amigo antes de regresar a casa. Si tiene un viaje de trabajo y hay un amigo cerca, entonces tómate un café con ellos antes de tomar el tren.


No te fíes del chat en grupo

Para grupos de amistad repartidas por todo el país, o incluso por el mundo, un chat grupal es una gracia salvadora. Popularizada por plataformas como WhatsApp y Facebook Messenger, esta herramienta puede replicar la sensación acogedora de una noche de chicas a miles de kilómetros de distancia y salvar amistades que de otro modo podrían desaparecer.

Sin embargo, a pesar de todos sus puntos positivos, el hecho de depender excesivamente del chat grupal puede hacer que seamos perezosos con nuestras amistades.

Usa el chat de grupo, pero hazlo con atención. Reconoce lo que estás contribuyendo a la conversación y considera si podrías comunicarte con los participantes con mayor frecuencia. La buena comunicación a menudo tiene lugar fuera de un entorno grupal. Asegúrate de que estás creando las oportunidades para que crezca.


Siempre tener planes

Pregunta a cualquiera de rus amigos cómo están y probablemente regresarán con la misma respuesta.

“Estoy muuuy ocupado en este momento!”

Vivir lejos de los amigos hace que la planificación sea aún más difícil: no se puedes reunir en un rápido descanso nocturno. A medida que se forja una vida en un lugar nuevo, aumentan los compromisos de tiempo significará que hacer planes que lo alejen de su hogar puede quedar en el camino. La alineación de los horarios es mucho más fácil cara a cara, y te asegurará de no dejar pasar los meses sin veros.


Recuerda lo increíble que es tu amistad

Las amistades a larga distancia requieren tiempo y esfuerzo. Esperemos que tus amigos sean personas brillantes, que afirmen tu vida, que los quieras en tu vida y que valgan la pena cada viaje en tren.

Hay una razón por la que tú y tus amigos están preparados para recorrer la distancia y hacer que sus relaciones duren más. Recuerda los buenos momentos: las salidas nocturnas, los momentos en los que reías hasta que te dolía el estómago y los momentos monumentales de tu vida de los que formaban parte; recuerda los malos tiempos. Se necesitan más que unos pocos viajes en tren entre nosotros para cambiar eso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here