Cómo encontrar un buen lugar para trabajar

0
42

Si has aprovechado la oportunidad de trabajar de forma remota, o tal vez lo estés pensando, entonces una de tus mayores consideraciones es probablemente cómo encontrar un buen lugar para trabajar.

Cómo encontrar un buen lugar para trabajar

Hay muchas opciones para esto dependiendo de lo que sea más productivo y cómodo para ti. Aquí hay algunas sugerencias/consejos sobre cómo encontrar un buen lugar para trabajar.

Compartir es demostrar interés

Independientemente del trabajo que tengas, es importante encontrar un lugar donde puedas trabajar de manera confiable y cómoda. Una gran opción sería un espacio de oficina compartido que ofrezca escritorios y espacio de oficina para empresas y personas que comercian, trabajan o simplemente quieren hacer un cambio.

Además, es útil si no tienes una oficina permanente, y también sirve como un espacio de trabajo fuera de casa, si quieres alejarte un poco y ser más profesional.

Pero los espacios de coworking no son solo para autónomos. Hay espacios de oficina para todos, desde profesionales individuales hasta grandes equipos. ¡Puedes trabajar allí todos los días o alquilar el espacio solo cuando lo necesites!

Otro gran beneficio es que conocerás a otros emprendedores y obtendrás nuevas perspectivas sobre tu propio trabajo. Esto puede ser especialmente importante si tu equipo está formado principalmente por trabajadores remotos.

Mucha gente cree que los espacios de coworking no pueden garantizar la productividad que pueden ofrecer las oficinas normales. Esto es completamente cierto. La naturaleza y el ambiente divertidos, vibrantes y flexibles de los espacios de coworking los hacen perfectos como un lugar de mudanza.

Ahorras mucho dinero, puedes ofrecer a tus empleados flexibilidad en términos de ir o no a la oficina y tener acceso a casi todas las comodidades como Wi-Fi, electricidad, máquinas de café, etc.

Trabajar en una biblioteca o café

Si estás buscando flexibilidad, puedes intentar trabajar en una biblioteca o cafetería. Siempre que tengas tu portátil y auriculares, puedes trabajar allí durante horas. También es una excelente opción si recién estás comenzando con tu negocio porque te permite comenzar sin tener que alquilar un espacio de oficina de inmediato.

La mayoría de las bibliotecas ofrecen Wi-Fi gratis, por lo que es una solución fácil para los trabajadores remotos que están en movimiento. Las bibliotecas suelen ser bastante tranquilas durante el día, lo que las convierte en lugares perfectos para hacer las cosas sin distracciones. Pero a pesar de que están callados la mayor parte del tiempo, ¡no temas hablar con otros miembros de la comunidad! ¡Pueden ayudarte a hacer crecer tu red al presentarte a tus amigos y colegas!

Trabajando desde casa

Si deseas reducir tu tiempo de viaje, trabajar desde casa puede ser la mejor opción para ti. Todavía es importante encontrar un lugar tranquilo donde no te molesten, pero para muchos trabajadores remotos, sus propios hogares son una opción perfecta.

Si tu hogar también es tu oficina, entonces es importante separar el tiempo de trabajo del tiempo de descanso. Toma descansos a lo largo del día para salir a caminar o hablar con amigos y familiares.

Trabajar constantemente sin ningún tipo de descanso puede ser perjudicial para su productividad. Recuerda, incluso si trabajas desde casa, ¡sigues siendo un profesional! Esto significa que la forma en que te vistes y te presentas es importante sin importar dónde trabajes.

Trabajar mientras viajas

Ya sea que estés de vacaciones o simplemente viajes por negocios, trabajar desde la habitación del hotel puede ser una opción productiva. Si tu empresa paga tus gastos de viaje, ¡alojarse en un lugar exclusivo podría ser incluso divertido!

No tienes que abandonar la comodidad de tu habitación si no lo deseas, por lo que puedes mantenerte productivo durante toda tu estadía.

También puedes utilizar los vestíbulos y salones de los hoteles como espacio de trabajo. Por lo general, puedes encontrar muchos complementos y otras herramientas allí para ayudarte a mantenerte productivo, y si necesitas tomar un descanso, ¡siempre puedes salir a tomar aire fresco!

Encuentra dispositivos útiles

Tal vez el lugar no importa, pero tú solo necesitas tecnología confiable que puedes llevar donde quieras que vaya. Si esto suena como tú, entonces tal vez sea hora de invertir en un punto de acceso móvil.

Brinda acceso a Internet de alta velocidad en movimiento, por lo que si no hay Wi-Fi cerca, ¡aún podrá hacer su trabajo! O invierte en unos buenos auriculares con cancelación de ruido que bloqueen cualquier ruido de fondo y te permitan seguir siendo productivo, incluso si eso significa escuchar algo de ruido blanco.

Se flexible contigo misma

Es importante recordar que es posible que un lugar no funcione para todos, así que esté abierto a probar  nuevos lugares y a experimentar con diferentes momentos del día. Es posible que descubras que trabajar durante la noche es más propicio para tu estilo que trabajar al mediodía, o tal vez haya un lugar en particular del que te encante la atmósfera.

Solo recuerda que una gran flexibilidad conlleva una gran responsabilidad, así que si estás trabajando en una oficina de planta abierta o en un lugar público, ¡asegúrate de ser respetuoso con el espacio y el tiempo de otras personas! Es fácil dejarse llevar cuando tienes más libertad, pero no olvides tus modales al compartir espacios con otras personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here