Estos bocadillos aptos para diabéticos son una solución. Contar la cantidad de carbohidratos en tus bocadillos y elegir alimentos utilizando el índice glucémico es una excelente manera de tomar decisiones inteligentes sobre los bocadillos.

La Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda que una merienda para la diabetes contenga entre 10 y 25 gramos de carbohidratos.

Aquí hay algunas ideas de bocadillos saludables que son excelentes en el camino y pueden ayudar a simplificar el manejo de tu nivel de glucosa en la sangre.

Bocadillos aptos para diabéticos

bocadillos aptos para diabéticos

1Mezcla de senderos

La mezcla de senderos comprada en la tienda puede ser aburrida, insípida y no tan saludable, sin mencionar que es cara. Ahorra dinero (y tus papilas gustativas) haciendo tu propio!

Ingredientes:

  • 1 taza de cacahuetes tostados
  • Una taza de almendras crudas o asadas
  • 1 taza de semillas de calabaza
  • 2 onzas. chips de chocolate oscuro
  • 1/2 taza de pasas o grosellas
  • Esto hará 16 porciones en 1/4 taza cada una.

2Merienda al estilo del Medio Oriente

Disfruta de 1/3 taza de hummus con 1 taza de un trío colorido de zanahorias crudas, pimientos y brócoli. Para un sabor extra, echa unas aceitunas verdes en la mezcla!

La proteína y la grasa del hummus lo mantendrán lleno, y la fibra de las verduras sin almidón evitará que su nivel de glucosa en la sangre aumente.

3Fruta fresca y queso

Fruta y queso es un partido hecho en el cielo. Un par de manzanas, naranjas, uvas o arándanos con  queso cheddar, colby jack o mozzarella parcialmente descremada para un delicioso y conveniente refrigerio. Elija quesos bajos en grasa para ayudar a controlar los niveles de colesterol malo.

4Palomitas de maíz

Palomitas de maíz ligeras es una gran opción de merienda. Un tamaño de porción suele ser de aproximadamente 3 tazas, y puedes hacerlo en casa o comprarlo previamente.

Asegúrate de verificar la información nutricional de las grasas trans no saludables (enumeradas como grasas hidrogenadas en la lista de ingredientes) y los azúcares agregados. ¡

5Granos integrales y mantequilla de nuez

Elige una rebanada de pan de granos enteros germinados o algunas galletas de granos integrales y cúbrelas con un poco de mantequilla de nuez para un bocadillo de relleno.

6Yogur griego

¡El yogur griego se ha disparado en popularidad en los últimos años y por una buena razón! Además de ser alto en proteínas, también es una gran fuente de calcio.

¡El yogur griego ahora viene en todo tipo de sabores, y muchos yogures sin grasa contienen menos de 20 gramos de carbohidratos por taza! La única excepción es el sabor a miel, que contiene 30 gramos de carbohidratos.

7Palitos

En casa, puedes hornear todo tipo de verduras para evitar el sodio, las grasas trans y los conservantes que encuentras en una bolsa de papas fritas que se compra en la tienda.

Trate de hacer palitos de col rizada crujientes en casa. Mezcla algunas hojas de col rizada en un poco de aceite de oliva, sal y pimienta, y colócalas en una bandeja para hornear. Caliéntalos hasta que estén crujientes y tengas un delicioso refrigerio en menos de media hora.

8Aguacate

Los aguacates caen en la categoría de las grasas «buenas». Son más altos en calorías, por lo que no querrá comerlos con demasiada frecuencia, pero las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que contienen pueden reducir su colesterol.

Puedes comerlos sin sabor, triturarlos en un poco de guacamole o esparcirlos sobre una tostada de grano entero para un bocadillo satisfactorio.

9Mantequilla de maní y rodajas de manzana

Al elegir un esparcido de mantequilla de maní, asegúrate de tomar uno natural que no tenga azúcar, grasas, sal o conservantes agregados. Corta una manzana y sumerge  las rebanadas en una cucharada de mantequilla de maní para obtener un tratamiento saludable y abundante.

10Batidos

Si no eres el mayor fanático de las verduras, ¿por qué no probarlas en forma líquida? Tome tu licuadora y agrega algunas hojas de espinaca y pepino, rematado con cubos de mango congelado para agregar un poco de dulzura.

Elige tus frutas y verduras favoritas y prueba diferentes combinaciones. ¿El final resulto? Una deliciosa bebida que está cargada de beneficios nutricionales.

11Papas fritas

Desafortunadamente, no estamos hablando de las papas fritas que se cocinan en aceite no saludable y se cubren con sal. Pero todavía puedes satisfacer un antojo similar con papas fritas.

Hazlas tú misma lanzando algunas rebanadas de papa en pequeñas cantidades de aceite de oliva, sal y pimienta y llévalos al horno. También puedes probar con vegetales bajos en carbohidratos, como calabacines, nabos e incluso zanahorias.

Comer bocadillos también puede ayudar, ya que los alimentos se digieren más lentamente cuando se comen juntos. Agregar proteínas o grasas saludables a un bocadillo con carbohidratos puede ayudar a aumentar la plenitud y disminuir el riesgo de picos de azúcar en la sangre.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here